SOSTENIBILIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS

El acceso a la vivienda es actualmente un problema para los jóvenes españoles. El modelo especulativo de la construcción previa a la crisis, unido a la eclosión de los alquileres turísticos y el bajo poder adquisitivo con los salarios existentes están siendo muy perjudiciales para una amplia franja de la sociedad, para el territorio y el medio ambiente. A esto se le debe sumar la constatación de que el cambio climático es una realidad y la necesidad de cambiar el rumbo va calando en la sociedad.


Todo esto pone de manifiesto la necesidad de un nuevo modelo productivo y cultural con el que se pueda alcanzar el equilibrio entre los factores sociales, ambientales y económicos. La edificación, y muy especialmente la vivienda, es uno de los sectores con más potencial de evolución en el camino hacia una sociedad más sostenible ya que el gasto energético para el funcionamiento de nuestros edificios supone un 40%** del total.


“EDIFICIOS QUE SEAN COMO ÁRBOLES

(…) Los árboles son autosuficientes desde el punto de vista energético, y lo hacen desplegando un inmenso sistema de captación que suele ocupar su parte superior, (…). La eficiencia en la captación de la energía solar difusa a través de la fotosíntesis no es muy elevada, pero suficiente para los intereses del vegetal y su permanencia en el tiempo. Sería muy interesante idear los edificios y los componentes consumidores de energía con relación a su capacidad de captación de energía solar, geotérmica o, incluso de origen orgánico. El objetivo no sería otro que el edificio y los usos que en él se desarrollan sean autosuficientes en energía.”


Salvador Rueda.



La calidad de la arquitectura contemporánea española ha sido ampliamente reconocida, pero el grado de sostenibilidad de su construcción tiene un enorme margen de mejora. Para ello, debemos implementar en nuestro proceso de diseño una sensibilidad creciente en la gestión de los recursos más respetuosa con el medio ambiente.


Una arquitectura sostenible tendrá en cuenta factores como el bioclimatismo***, la búsqueda de soluciones pasivas para conseguir refrigeración en verano, los nuevos sistemas de producción de energías renovables, la participación, las tipologías para los nuevos grupos sociales, la rehabilitación, etc. Los buenos edificios se adaptan al lugar, teniendo muy en cuenta la orientación, la relación con el entorno y siendo consecuente con el sistema urbano del que forma parte.


*La sostenibilidad se refiere, por definición, a la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

**Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión 2008-2012.

***La arquitectura bioclimática puede definirse como la arquitectura diseñada sabiamente para lograr un máximo confort dentro del edificio con el mínimo gasto energético.



por Julián Hernández, arquitecto


Entradas recientes
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo

© 2018 by HABLAarquitectura. All rights reserved.